La Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE) mostró su satisfacción ante la modificación de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, que entrará en vigor el 3 de septiembre, que asegura la presencia de intérpretes de lengua de signos y de otros recursos de apoyo a la comunicación que la persona sorda pueda precisar durante un proceso judicial, e incorpora la figura de los mediadores.

Más información: PINCHA AQUÍ